Reclamación impuesto plusvalía municipal

La reclamación del impuesto de plusvalía municipal es posible aunque no haya habido pérdida con la venta

una norma foral y del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales referentes al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, comúnmente conocido como “plusvalía”, están proliferando las reclamaciones para obtener la devolución de lo abonado por este impuesto y, consecuentemente, las resoluciones judiciales pronunciándose sobre el mismo y dando la razón al contribuyente.
Si ya se contaba con diversas Sentencias, previas, incluso, a tales declaraciones de inconstitucionalidad que determinaban la imposibilidad de exigir la “plusvalía” cuando se había vendido un inmueble con pérdida del valor del terreno entre el momento de su adquisición y de su transmisión por falta de realización del hecho imponible, con esas dos Sentencias del Constitucional los órganos judiciales encargados de resolver sobre los recursos formulados, y una vez no atendida o desestimada la reclamación presentada ante el Ayuntamiento correspondiente, están yendo más allá y están obligando a las Entidades Locales a devolver a los contribuyentes lo abonado por este impuesto, precisamente, por esa declaración de inconstitucionalidad, incluso sin entrar a valorar si ha existido o no incremento en el valor del terreno correspondiente al inmueble transmitido.
Así se pronunció, por ejemplo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el pasado mes de julio.
A ello se añaden determinadas resoluciones judiciales que estiman las reclamaciones de los sujetos pasivos que solicitaron la devolución de ingresos indebidos por considerar que la fórmula de cálculo que utilizan los Ayuntamientos para determinar la base imponible de este impuesto es errónea, con el resultado de arrojar una deuda tributaria mayor que la que correspondería si se hubiese efectuado correctamente la operación matemática que resulta procedente, lo que supone haber abonado entre un treinta y un cuarenta por ciento de más por este tributo.
Se da la circunstancia de que los Ayuntamientos ostentan ciertas prerrogativas a la hora de configurar el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, entre las que se encuentra la facultad de elegir si establecen el sistema de autoliquidación, o si se exige la plusvalía a través de la notificación de la correspondiente liquidación, lo que va a ser determinante a la hora de solicitar la devolución de lo indebidamente ingresado, ya que los medios de impugnación son distintos según el sistema por el que se exija el tributo.
En cualquier caso, lo que es innegable es que el impuesto comúnmente conocido como “plusvalía municipal” se está viendo sometido a una amplia revisión, y hasta ahora son los Tribunales los que están forzando a los Ayuntamientos a devolver lo indebidamente recaudado a través de esta figura tributaria, ya sea por haber transmitido con pérdida del valor del terreno, por la declaración de inconstitucionalidad de los preceptos que lo regulan o por un error en la fórmula de cálculo de la deuda tributaria, animando a una reclamación cuyo éxito está asegurado.

e que los Ayuntamientos ostentan ciertas prerrogativas a la hora de configurar el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, entre las que se encuentra la facultad de elegir si establecen el sistema de autoliquidación, o si se exige la plusvalía a través de la notificación de la correspondiente liquidación, lo que va a ser determinante a la hora de solicitar la devolución de lo indebidamente ingresado, ya que los medios de impugnación son distintos según el sistema por el que se exija el tributo.

En cualquier caso, lo que es innegable es que el impuesto comúnmente conocido como “plusvalía municipal” se está viendo sometido a una amplia revisión, y hasta ahora son los

 

Carmina García Moreno, abogada en Lubillo Abogados